Exposición El viaje definitivo. 60 años del regreso de Juan Ramón y Zenobia a Moguer (1958-2018). Del 6 de junio al 16 de julio Casa Museo Zenobia-JRJ

En 2018 celebramos el 60 aniversario del regreso definitivo de Juan Ramón a su Moguer natal acompañado de su inseparable Zenobia. Desde la Casa Museo hemos creído necesario para conmemorar esta efeméride, hacer una crónica gráfica, cronológica y documental, de cómo fue ese regreso gracias al cual, aún hoy, son muchos los que, como peregrinos de la poesía, lo visitan en la tierra del Nobel.

Para la realización de la exposición se ha contado con un ingente volumen de información. Más de 500 notas de prensa de medios locales, nacionales e internacionales y alrededor de unas 400 fotografías procedentes de diferentes colecciones como la del fotógrafo local testigo de los hechos Roberto Méndez Adalid Rowalls o la colección de Carmen Hernández-Pinzón, hija de Francisco Hernández-Pinzón, protagonista de los hechos que se narran.

Subrayar que se han sido numerosos los documentos e imágenes recuperados, muchos hasta el momento inéditos, como la colección perteneciente al Fondo Gelán y Serrano de la Fototeca Municipal de Sevilla (ICAS) o los documentos del Archivo Municipal de la Villa de Madrid, donde se conservan las Actas Municipales con las condolencias del Pleno por la muerte del poeta.

Tras el fallecimiento en Puerto Rico, residencia habitual del poeta durante la última etapa de su exilio, la familia decide trasladar los restos mortales para que descansen definitivamente en Moguer, dónde la Corporación Municipal hace especial hincapié para que así ocurra. Tenemos que destacar el enorme esfuerzo de su sobrino Francisco Hernández Pinzón para el regreso del matrimonio, dada la delicada situación política española y la velada oposición del régimen. No obstante, se organizó una comitiva con el furgón fúnebre seguido de un autobús con familiares y amigos, que realizó un recorrido con tres escalas Madrid Sevilla y Moguer, donde se recibe al matrimonio entre el gentío, el pesar y la condolencia. Se rinden honras fúnebres con una nutrida representación del mundo cultural y literario del momento.

Especialmente emotivas fueron las horas moguereñas antes de su enterramiento. Desde la Capilla Ardiente instalada en la actual Casa Museo hasta los recorridos por las calles del pueblo. Según las crónicas Moguer se entregó con su poeta. Se dieron cita más de 15.000 personas para darles el último adiós.

Con esta exposición pretendemos dar una visión novedosa y completa del acontecimiento que sobrecogió a aquel Moguer de 6 de junio de 1958, día del Corpus. Desde ese día descansa en el camposanto de su pueblo, junto a  Zenobia, quien se hizo llamar de Moguer, su hijo más fantástico.

Moguer, 6 de junio de 2018

Escribe un comentario

comentarios

0 Me gustas
140 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies